Cirugía Laparoscópica

¿Qué es la cirugía laparoscópica?laparo

La cirugía laparoscópica o “mínimamente invasiva” es una nueva técnica quirúrgica especializada para realizar procedimientos quirúrgicos sobre los órganos de la cavidad abdominal.

Durante el siglo XX la cirugía laparoscópica fue desarrollada fundamentalmente por los ginecólogos para realizar procedimientos diagnósticos y terapeúticos sobre el aparato genital femenino. También se utilizó como técnica diagnóstica por los gastroenterólogos ya que conseguían una visualización directa de los órganos abdominales y podían obtener mediante punción a través de la pared abdominal biopsias de vísceras abdominales como el hígado.

A finales del siglo pasado esta técnica comienza a ser utilizada por los cirujanos para realizar intervenciones quirúrgicas poco complejas como la extirpación del apéndice o la vesícula biliar. Los cirujanos franceses Mouret, Dubois, y Perissat a finales de los años 80 realizan las primeras colecistectomías laparoscópicas.

A partir de entonces la cirugía laparoscópica presenta una evolución muy rápida que se basa en los avances tecnológicos de los sistemas de imagen y el desarrollo de instrumental

quirúrgico especial adaptado a esta nueva técnica. Durante los últimos 10 años, el uso de esta técnica se ha ampliado a prácticamente todos los órganos abdominales.

intervencion

En la cirugía tradicional o “abierta”, el cirujano usa una sola incisión para entrar en la cavidad abdominal. La cirugía laparoscópica usa varias pequeñas incisiones de 0.5 a 1 cm. Cada incisión se denomina “puerto”. En cada puerto se inserta un instrumento tubular conocido como trócar. Durante el procedimiento, a través de los trócares se van introduciendo instrumentos especializados y una cámara especial llamada laparoscopio. Al iniciar el procedimiento, el abdomen se infla con un gas (dióxido de carbono, CO2) para proporcionar al cirujano un espacio de trabajo y visibilidad. El laparoscopio transmite imágenes de la cavidad abdominal a los monitores de video de alta resolución del quirófano.

Durante la operación, el cirujano observa las imágenes detalladas del abdomen en el monitor.

El sistema permite que el cirujano realice las mismas operaciones que en la cirugía tradicional pero con incisiones más pequeñas.

En ciertos casos, el cirujano puede elegir usar un tipo de puerto especial que es lo suficientemente amplio como para insertar una mano. Cuando se usa un puerto para mano, la técnica quirúrgica se llama laparoscopia “asistida con la mano”. La incisión necesaria para un puerto para mano es más grande que las demás incisiones de laparoscopia, pero es normalmente más pequeña que la incisión para cirugía tradicional.

¿Cuáles son las ventajas de la cirugía laparoscópica?

En comparación con la cirugía tradicional abierta, los pacientes sienten menos dolor postoperatorio, tienen un período de recuperación más breve y presentan menos cicatrices en la pared abdominal.

¿Qué tipo de operaciones puede realizarse con la cirugía laparoscópica?

La mayoría de las cirugías abdominales puede realizarse con la técnica laparoscópica. Además de las indicaciones tradicionales como la extirpación de la vesícula biliar se pueden realizar también otros procedimientos más complejos, tales como resecciones gástricas, resecciones de colon y recto, resecciones de metástasis hepáticas, resecciones pancreáticas distales y otros procedimientos diagnósticos y terapéuticos menos frecuentes de patología oncológica abdominal.

Anteriormente, había preocupación por la seguridad de la cirugía laparoscópica en las operaciones de cáncer. En la actualidad, varios estudios en los que participaron miles de pacientes han demostrado que la cirugía laparoscópica es tan segura para el tratamiento de la mayoría de los tumores digestivos como la cirugía tradicional.

Algunos estudios internacionales en determinados tumores digestivos, han publicado incluso la obtención de mejores resultados oncológicos a largo plazo cuando el tratamiento del tumor primario ha sido realizado por vía laparoscópica.

¿Cómo se realiza la cirugía laparoscópica?

La cirugía laparoscópica es tan segura como la cirugía abierta. Al iniciar una operación laparoscópica, se inserta el laparoscopio a través de una incisión pequeña y cercana al ombligo. Una vez distendida la cavidad abdominal con la introducción del dióxido de carbono, el cirujano inspecciona toda la cavidad abdominal para determinar si es seguro y factible realizar una cirugía laparoscópica. Si hay una gran inflamación, si el tumor invade otros órganos vecinos o si el cirujano encuentra otros factores que impiden ver claramente las estructuras y realizar una intervención sin riesgos, puede tener que ampliar la incisión para completar la operación de manera convencional y conseguir los resultados oncológicos necesarios para la curación del paciente. Este paso de cirugía laparoscópica a cirugía abierto es lo que conocemos por “conversión”.

Toda cirugía abdominal, bien sea por cirugía abierta o por cirugía laparoscópica, conlleva riesgos, tales como complicaciones relacionadas tanto con la cirugía como con la anestesia. El riesgo de toda operación lo determina en parte la naturaleza de la operación específica y también el estado de salud general del paciente.

Es tarea del cirujano y del anestesista, previa a la realización de la cirugía, informar claramente al paciente de los riesgos y beneficios esperados de la intervención quirúrgica programada.